Bioconstrucción

Somos una de las siete asesorías del IEB (Instituto Español de Bioconstrucción).

La biología de la construcción (bioconstrucción) estudia les relaciones holí­sticas del ser humano con el entorno edificado residencial y laboral. Los especialista en Bioconstrucción pensamos con visión de conjunto. Además del àmbito técnico y económico aplicamos a la concepción y proceso constructivo criterios propios de la ecología, la medicina, la biología, la química, la física, la geologí­a, la fisiología, la psicología, la sociología, la botánica y la antropologí­a. La Bioconstrucción se fundamenta en veinticinco reglas básicas agrupadas en cinco grupos:

Materiales de construcción e insonorización

Materiales naturales y no adulterados

Materiales inodoros o de olores agradables que no emitan sustancias tóxicas

Materiales de baja radioactivitad

Protección acústica y antivibratória orientada a las personas

Ambiente interior

Regulación natural de la humedad atmosférica interior mediante el uso de materiales higroscópicos

Minimización y disipación rápida de la humedad de obra nueva

Proporción equilibrada del aislamiento térmico y acumulación de calor

Temperaturas óptimas de las superficies y del aire ambiente

Buena calidad del aire ambiente gracias a la renovación natural

Ausencia de campos electromagnéticos y ondas de radio en expansión

Reducción de la presencia de hongos, bacterias polvo y alérgenos

Medio ambiente, energía y agua

Minimización del consumo de energí­a aprovechando al máximo fuentes de energí­a renovables

Materiales de construcción procedentes, preferiblemente, de la región y que no favorezcan la explotación abusiva de materias primas escasa o peligrosas

Prevención de problemas para el medio ambiente

Calidad del agua lo más óptima posible

Interiorismo

Respeto de dimensiones, proporciones y formas armoniosas

Condiciones naturales de luz, iluminación y colores

Aprovechamiento de los conocimientos de fisiologí­a y ergonomí­a en la decoración y el equipamiento del espacio interior

Solar

Ausencia de perturbaciones naturales y artificiales en el solar

Viviendas alejadas de fuentes de emisiones contaminantes y ruidos

Método de construcción descentralizado y flexible en urbanizaciones

Vivienda y entorno residencial, muy relacionado con la naturaleza, dignos y compatibles con la vida familiar

Ausencia de secuelas sociales negativas